A tu medida

Todos los cuerpos son bellos y las tallas son mentira.

La necesidad de encajar en una talla de las que propone la industria de la confección nos ha hecho pensar que si no encajas, es que no estás bien. Que algo falla. Que no eres como deberías. Que no tienes un cuerpo 10 y que eso está mal.
Por otro lado, la visión de que “lo que no es 90-60-90 es feo” y los cánones de belleza con los que nos bombardean constantemente nos ha empapado a todos como sociedad. Se basan en la premisa de que hay gente guapa y gente fea.

Pues bien, todo esto NO ES CIERTO.

Las tallas no existen. Y los cuerpos “perfectos”, tampoco. En mis (actualmente) 14 años de profesión haciendo prendas a medida, aún no he encontrado dos clientes que tengan las mismas medidas. Es decir: no hay dos cuerpos iguales. Todas (y todos) somos únicos y diferentes al resto, lo cual es maravilloso.

Al mismo tiempo, no es cierto que haya personas guapas y personas feas. Todas tenemos partes bellas en nuestros cuerpos y otras partes que nos parecen menos bellas. Y cuando digo todas, es todas y cada una: tú también. Seguro que hay partes de tu cuerpo que consideras bonitas. ¿A que sí? Tu belleza ya ES: está ahí, esperando que te fijes un poquito más en ella, que la ames, que la CELEBRES.

El mensaje sería: hay belleza en ti tal y como eres ahora.

En Maria Aguyé creemos que tu cuerpo es el protagonista y que todos tenemos partes bellas en nuestros cuerpos. Por eso elegimos adaptar la ropa al cuerpo y no al revés. Por eso todas nuestras prendas son hechas a medida. Porque tu belleza y tú misma sois las protagonistas y la ropa no debe ser una tiranía para tu cuerpo sinó que debe crearse a partir de él.
Realizamos un patrón nuevo y único para cada persona. Teniendo en cuenta sus medidas, proporciones, configuración y curvas únicas. Buscando potenciar su belleza y resaltar sus cualidades. TU belleza y TUS cualidades.

Cuando tu ropa está hecha para tu cuerpo, de repente todo encaja: nada tira, nada sobra, no hay arrugas ni estrecheces. No sólo queda mejor visualmente, sinó que de forma inconsciente transmite un mensaje mucho más poderoso: tu cuerpo es exactamente como debería ser.

Ropa que te acompaña a través de tus cambios.

Que veas la belleza que hay en tu cuerpo no significa que no vayas a querer cambiar aquello que te gusta menos. ¿Te gustaría estar más en forma, o quizá perder peso? Si tu cuerpo cambia (y seguro que, de una forma u otra, lo hará) a través de los años,  tus prendas Aguyé seguirán adapándose a él, ya que están construídas para permitir modificaciones para que puedan cambiar fácilmente a la vez que tu cuerpo. De esta forma, siempre seguirán adaptándose a tu cuerpo para que tú seas siempre la protagonista.

Siempre dejamos amplias costuras que permiten ensanchar la prenda hasta dos tallas y construímos la prenda para que modificarla sea lo más fácil posible. Y por supuesto, estamos hablando de prendas sólidamente construídas con materiales de calidad y procesos de confección inteligentes que, si cuidas adecuadamente, durarán hasta la siguiente generación.

Ensenyar1

¿Cómo conseguimos prendas a medida sin pruebas?

La base de todo es el patronaje inteligente. Maria es una nerd del patronaje: le encanta, lo disfruta y se le da bien. Y es un talento que ha venido practicando desde hace muchos años, con lo cual, a estas alturas ya lo hace francamente bien.

Tanto si Maria te ha tomado las medidas personalmente, como si le echas un vistazo a nuestros formularios de cómo tomarte las medidas, verás que nosotros no medimos pecho, cintura y cadera y ya está. Para nada. Tomamos medidas de forma exhaustiva, con todo detalle. O sea: tomamos muchas medidas. La razón es esta: como no hay dos cuerpos iguales, resulta que tenemos multitud de medidas que varían de persona a persona. En confección industrial, para estandarizar y simplificar, muchas de estas medidas se deducen o se calculan a partir de otras. Pero, ¿qué ocurre en el mundo real? Pues que no son verdad.

Por esta razón, a Maria no le gusta deducir nada, prefiere tener la medida real de la persona. Y todo lo que no mides, lo tendrás que deducir. Por eso tomamos muchas medidas: para conocer cómo es el cuerpo real de cada cliente con detalle y poder hacer patrones que se ajustan a su cuerpo de verdad.

Hemos creado nuestros formularios con todo lujo de explicaciones y fotos detalladas en cada paso, para que tomarte las medidas sea fácil y a prueba de fallos. Y aún así, luego, cuando nos las envías, las comprobamos para asegurarnos de que estén bien y nada parezca raro.

¿Y después? ¿Puede haber errores durante la confección? Por supuesto, el error existe y es democrático: nadie nos libramos totalmente de él. Errar es humano y puede ocurrir en diferentes partes del proceso de confección. También es una oportunidad para la mejora y el crecimiento. A partir de (y gracias a) nuestros errores, nosotros hemos implementado sistemas de control durante todo el proceso de confección. Lo cual significa que los patrones se miden después de hechos y que cada prenda se mide durante su montaje, otra vez antes de poner la cremallera y de nuevo antes de ser empaquetada, y también se revisa para comprobar que todo está bien.

Así nos aseguramos, antes de enviarla, de que tu prenda Aguyé te estará como un guante y de que será lo que queríamos que fuera: una prenda que te haga sentir bella, que te haga sentir valiosa, que te haga sentir bien.

* Ama tu belleza*

taller 5

Lo último de @maria.aguye. Comparte las fotos de tus looks con prendas Aguyé con los hashtag #mariaaguyebridal #mariaaguyewoman y #mariaaguye50scollection

taller 4

¿Estás en la lista?

Suscríbete para acceder a noticias sobre próximos eventos,
nuestros últimos diseños y contenido para ayudarte a vestirte y sentirte mejor.